LUPUS: CUANDO NUESTRO CUERPO SE ATACA A SÍ MISMO

By: | Tags: | Comments: 0 | mayo 9th, 2018

¿Qué es el lupus?

El lupus es una enfermedad autoinmune, es decir, ocurre cuando el sistema de defensa de nuestro cuerpo (el sistema inmunológico), se vuelve en contra de ciertas partes del cuerpo que, en realidad, debería proteger. Puede dañar a muchas partes del cuerpo como las articulaciones, la piel, los riñones, el corazón, los pulmones, los vasos sanguíneos y el cerebro.
El lupus no es contagioso. Y si padecemos lupus, habrá periodos de enfermedad llamados “brotes” y periodos en los que no se siente la enfermedad. Los “brotes” pueden ser leves o severos, y nuevos síntomas pueden aparecer en cualquier momento.

¿Qué tipos hay?

Existen varios tipos de lupus:
  • El lupus eritematoso sistémico. El más común, puede afectar a cualquier órgano.
  • El lupus eritematoso discoide. Se caracteriza por un sarpullido en la piel que es difícil de curar.
  • El lupus eritematoso cutáneo subagudo. Suele causar llagas en las partes del cuerpo que están expuestas al sol.
  • El lupus secundario. Causado por el uso de algunos medicamentos.
  • El lupus neonatal. Un tipo raro de lupus que afecta a los bebés recién nacidos.

¿Quién padece de lupus?

Cualquier persona puede padecer lupus, pero las mujeres están en mayor riesgo: la relación es 1 hombre por cada 9 mujeres.

¿Qué causa el lupus?

No se conoce la causa del lupus.

¿Cuáles son los síntomas del lupus?

El lupus puede tener muchos síntomas que difieren de una persona a otra. Algunos de los más comunes son:
  • Dolor o inflamación en las articulaciones.
  • Dolor de los músculos.
  • Fiebre inexplicable.
  • Erupciones rojas en la piel, generalmente en la cara y en forma de mariposa.
  • Dolor de pecho al respirar profundamente.
  • Pérdida del cabello.
  • Dedos pálidos o morados de las manos o de los pies.
  • Sensibilidad al sol.
  • Hinchazón en las piernas o alrededor de los ojos.
  • Úlceras en la boca.
  • Hinchazón de las glándulas (como las salivares, por ejemplo).
  • Cansancio.

¿Cómo saber si tengo lupus?

No existe una prueba única para diagnosticar el lupus, ya que a menudo se confunde con otras enfermedades. Pueden pasar meses o años hasta que se diagnostique. Su médico puede realizar:
  • Historia clínica
  • Examen completo
  • Análisis de sangre
  • Biopsia de piel
  • Biopsia de riñón

¿Cuáles son los tratamientos para el lupus?

No existe una cura para el lupus, pero ciertos medicamentos y cambios en el estilo de vida pueden ayudar a controlarlo y distanciar los brotes.
Las personas con lupus a menudo tienen que ver a varios médicos. En principio, se visitará al médico de cabecera, que puede derivarle a un reumatólogo (un médico que se especializa en las enfermedades de las articulaciones y los músculos). Dependiendo de cómo el lupus afecte a su cuerpo, quizás deba ir a otros especialistas. Por ejemplo, si el lupus causa problemas al corazón o vasos sanguíneos, usted podría ver un cardiólogo. Los objetivos del plan de tratamiento son:
  • Evitar los brotes.
  • Tratar los síntomas cuando se produzcan.
  • Reducir el daño a los órganos y otros problemas.
Los tratamientos pueden incluir medicamentos para:
  • Reducir la inflamación y el dolor.
  • Evitar o reducir los brotes.
  • Ayudar al sistema inmunitario.
  • Reducir o prevenir el daño a las articulaciones.
  • Equilibrar las hormonas.

¿Cómo puedo “convivir” con el lupus?

Es importante cumplir un papel activo en su tratamiento:
  • Puede ayudarle aprender más sobre el lupus y el tipo que padece.
  • Es importante detectar las señales de alerta de un brote para prevenirlo o hacer que los síntomas sean menos severos.
  • También es importante encontrar maneras de lidiar con el estrés que causa tener lupus. El ejercicio y otras formas de relajación pueden hacer más fácil sobrellevar la condición.
  • Un buen sistema de apoyo (médico, familia, amigos…) también puede ayudarle.

El impacto del Lupus

El lupus tiene un considerable impacto sobre la sociedad en general y el Sistema de Salud, debido a la complejidad de la enfermedad y a su tratamiento. Dependiendo de los órganos a los que afecte y de la frecuencia y severidad de los brotes de la enfermedad, las personas con lupus pueden llegar a tomar gran cantidad de medicamentos y ser tratados por diferentes especialistas, llegando a ser sometidos a numerosas pruebas médicas, e incluso ser hospitalizados varias veces al año.
Los beneficios de la sensibilización y del diagnóstico precoz son razón de base para que las organizaciones de lupus en todo el mundo se unan para conmemorar el Día Mundial del Lupus organizando multitud de eventos y reclamando la necesidad de mejorar los servicios de atención sanitaria para estos pacientes, incrementar la investigación sobre el origen y una posible cura para el lupus, mejorar el diagnóstico médico y los tratamientos, y realizar estudios epidemiológicos a nivel mundial.

Fuentes:

  1. “Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel” (NIAMS). En https://www.niams.nih.gov/es/informacion-de-sald/lupus
  2. “El lupus y las mujeres”. https://espanol.womenshealth.gov/lupus/lupus-and-women
  3. “Lupus eritematoso sistémico”. T. Pedraz Penalva et al. Actualización Sociedad Valenciana de Reumatología Cap. 6, pp 91-110; Vista el 08/05/2018.
  4. “Noticia Día Mundial del Lupus”. http://lupicossol.blogspot.com.es/2016/05/manana-dia-mundial-del-lupus-se.html